Los mejores destinos para hacer turismo astronómico

August 7, 2015

El turismo astronómico está en auge. Esta actividad que combina cultura, ciencia y medio ambiente ha conseguido revitalizar y poner en primera línea turística lugares que ya eran una referencia en el mundo de la astronomía. En muchos destinos las actividades especializadas en la observación de las estrellas se han multiplicado así como las empresas que se dedican a este sector. En este sentido trivago.es selecciona diez destinos del mundo donde hacer turismo astronómico, teniendo en cuenta tanto los reconocimientos internacionales oficiales como la oferta de otras actividades de ocio.

Islas Canarias (España)

canarias

Turismo de TFE, Stargazing © Juan Carlos Casado-STARRYEARTH

Además de playas y paisajes de ensueño, el archipiélago también es uno los mejores lugares del planeta para la observación del universo gracias a la calidad de sus cielos estrellados, siendo las islas de La Palma y Tenerife los destinos por excelencia del turismo astronómico. Ambas islas poseen la certificación internacional Starlight e incluso su propia Ley que regula los niveles de contaminación y las rutas aéreas.

En el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente (La Palma) se encuentra el Observatorio del Roque de los Muchachos, el mejor lugar para ver los cielos estrellados. Cuenta con uno de los telescopios mejor equipados del mundo y ofrece visitas guiadas durante todo el año. Mientras, en Tenerife se puede ver el telescopio GREGOR, el más grande de Europa, situado en el Observatorio del Parque Nacional del Teide.

Gran Lago Alqueva (Portugal)

portugal

©Dark Sky Alqueva

La región del Gran Lago de Alqueva en el Alentejo es un lugar maravilloso para ver las estrellas, constelaciones y galaxias distantes la mayor parte del año. Fue el primer destino Starlight del mundo y esta distinción ha conseguido unir a los municipios de Alqueva para preservar esta característica tan especial llevando a cabo medidas sobre la intensidad del alumbrado público así como la creación de la Star Party Alqueva, un evento donde todo gira alrededor de las estrellas y la observación astronómica.

Además la región cuenta con un extraordinario patrimonio cultural que se extiende a lo largo de los municipios como el crómlech de Xerez, el Convento de Orada o el pueblo amurallado de Monsaraz.

Havelland (Alemania)

alemania

©Dark Sky Association

La región de Havelland es uno de los principales retiros vacacionales para muchos berlineses que, a tan solo 70 km al oeste de la ciudad, pueden disfrutar de actividades culturales y de turismo activo y, de cada vez más, de actividades relacionadas con la astronomía: su parque natural fue reconocido por la Asociación Internacional de los Cielos Oscuros (IDA, sus siglas en inglés), convirtiendo al Parque Natural de Westhavelland el mayor de estas características más cercano a una gran ciudad.

La calidad de sus noches estrelladas y ambiente nocturno están protegidos por su patrimonio científico, natural, educativo y cultural. A simple vista es posible observar la luz zodiacal (luz solar dispersada por el polvo en el espacio) y el gegenschein (un débil resplandor de la luz zodiacal a medianoche) además de la Vía Láctea y la aurora boreal.

Península de Iveragh (Irlanda)

irlanda

©Dark Sky Association

Conocida por el Anillo de Kerry, un popular recorrido turístico que rodea la península, la zona es un remoto lugar de Irlanda de pequeños pueblos, playas desiertas, restos arqueológicos, castillos y parques nacionales.

La Asociación Internacional de los Cielos Oscuros (IDA) la declaró como Reserva (Kerry Dark-Sky Reserve) convirtiéndose en la única de Europa con el estatus de medalla de oro. Las montañas Kerry y el océano Atlántico la protegen de la contaminación lumínica y en las noches despejadas es fácilmente visible la Vía Láctea, la galaxia de Andrómeda y nebulosas. A las numerosas excursiones que exploran el Anillo se han sumado otras que tienen por objetivo promover el astro turismo en la Reserva como los tours de observación y clases de astrofotografía.

Islandia

islandia

© Íslandsstofa

Islandia es un lugar mágico lleno de tradiciones y mitos, famoso por su naturaleza indómita. Todo el país tiene una baja contaminación lumínica ya que hay amplias regiones inhabitadas que hacen que cualquier rincón sea ideal para observar las estrellas. Sin embargo, son las auroras boreales el espectáculo estelar que atrae más turistas.

Las opciones que ofrece la isla son infinitas, desde excursiones a glaciares y volcanes hasta visitas a lugares históricos, sin olvidar la multitud de actividades que se organizan alrededor de las auroras boreales; fenómeno que puede ser visible en cualquier época del año mientras haya oscuridad aunque hay una mayor probabilidad de verlas entre septiembre y abril.

Desierto de Namibia (Namibia)

namibia

Flickr ©Dr. George F. Tucker

El continente africano es prácticamente en su totalidad un santuario de la naturaleza, con lugares donde apenas ha llegado el impacto del hombre, libres de contaminación lumínica y cielos despejados que permiten ver claramente las estrellas.

Las reservas, que se establecen para proteger y conservar el patrimonio natural, son lugares perfectos para admirar los cielos estrellados siendo la Reserva Natural NamibRand una pionera es este aspecto: además de proteger y conservar la ecología y vida animal del suroeste del desierto de namibia, su misión también incluye programas para la preservación de los cielos nocturnos. Por ello ha sido distinguida con el reconocimiento de la IDA, siendo la primera del continente.

Gran Karoo (Sudáfrica)

sudafrica

©Janus Brink

El Gran Karoo es una región semidesértica con llanuras interminables y cielos despejados. En ella se encuentra Sutherland, un pequeño pueblo famoso por sus actividades de aventura que desde el emplazamiento del mayor telescopio del hemisferio sur ha visto crecer el número de turistas a la caza de estrellas.

Este gran ojo no solo es un reclamo turístico, también es utilizado por los astrónomos ya que es capaz de explorar el espacio profundo, presenciando el nacimiento y muerte de planetas, ver galaxias distantes y registrar la escala y edad del universo así como quásares a miles de millones de años luz de distancia.

Desierto de Arizona (Estados Unidos)

usa

©sedonaverdevalley

Emblemático escenario de las películas del oeste y parada obligatoria de la Ruta 66, el desierto de Arizona es además un enclave perfecto para la observación de los cielos estrellados. Aquí la belleza de los cielos se junta con la espectacularidad del paisaje dando como resultado una experiencia fuera de lo común.

Muchos de los parques que se extienden a lo largo del desierto están protegidos bajo reconocimientos internacionales e incluso existen comunidades del cielo oscuro reconocidas a nivel internacional por su dedicación por la preservación del cielo. Las de Sedona y Flagstaff son las más activas promocionando actividades de turismo astronómico como los tours del parque Red Rock State Park, visitas al meteor cráter (el impacto de meteorito mejor preservado del mundo) o al observatorio Lowell, uno de los más antiguos del país.

Desierto de Atacama (Chile)

chile

©Turismo Astronómico Chile

Chile es un paraíso para los aficionados a la astronomía. Sus características topográficas y climáticas son unas de las más óptimas para la observación del universo y por ello es el primer destino de Sudamérica con el sello Starlight. De hecho, Chile cuenta con más de 30 observatorios repartidos en todo el país y alberga 1/3 de los telescopios del mundo.

Es en el desierto de Atacama donde se han instalado mega telescopios y observatorios que en los últimos años han atraído olas de científicos y astro turistas. Ahí se encuentra el Observatorio de Paranal, todo un referente para profesionales, y el proyecto astronómico ALMA, el mayor del mundo. También más al sur del país se encuentran otros observatorios como el de Mamalluca, en la ciudad de Vicuña, siendo el primero para aficionados y con fines turísticos. El lugar ofrece a los visitantes tours astronómicos para aprender a reconocer las principales estrellas, planetas y constelaciones.

Parque Nacional Aoraki/Mount Cook (Nueva Zelanda)

nz

©Maki Yanagimachi, Earth&Sky Ltd.

Es un importante destino turístico para los amantes de la escalada y el alpinismo. En él se encuentra la montaña más alta de Nueva Zelanda, el Monte Cook, y la primera reserva de los cielos oscuros del hemisferio sur y la más grande el mundo: la Reserva Aoraki Mackenzie.

Desde Aoraki Mackenzie se pueden observar algunos de los fenómenos nocturnos del hemisferio sur como la Aurora Australis, la Estrella del Sur o las Nubes de Magallanes. Cada año en octubre la Reserva acoge el Starlight Festival, un evento que celebra la creación de la reserva con actividades educativas a cerca de las estrellas, los cielos nocturnos, los problemas de la contaminación lumínica y la apreciación del medio ambiente y el espacio exterior.

Foto de portada: ©Dark Sky Alqueva

Artículos relacionados

Los destinos españoles que son tendencia este año

El buscador de precios trivago.es publica un estudio de los destinos que son cada vez más populares entre sus usuarios. Para averiguarlo se han considerado aquellos destinos que han registrado los may

Los destinos más económicos a los que viajar en 2017

El buscador de precios de hoteles trivago.es publica el ranking (trivago Best Value City Index) de los destinos del mundo más recomendables para viajar en 2017. Esta clasificación se ha elaborado con

Los destinos más buscados para una escapada rural

El turismo rural está en plena forma. Lejos de ser una práctica concentrada en una temporada es cada vez más un fenómeno que atrae a turistas durante todo el año, tanto para largas vacaciones como par